La Biblia dice que Dios quiere que seamos felices, pero ¿cómo? Todos pensamos en la felicidad y nos hacemos preguntas como:

  • ¿soy feliz?
  • ¿lo que hago me hace feliz?
  • ¿mis hábitos me hacen feliz?
  • ¿hago que las personas que amo sean felices?

Son preguntas difíciles de responder, especialmente cuando las filosofías de moda insisten en que creamos que “no es posible tenerlo todo en la vida” o que “no estamos aquí para hacer felices a las personas“. ¿Qué de cierto o equivocadas están esas ideas? ¿Cómo saber si mi vida realmente tiene felicidad o un tipo de alegría pasajera y engañosa?

A diferencia de lo que opinan algunos cristianos, la Biblia sí habla de la felicidad. Veamos algunos textos que hablan sobre ella indistintamente como ser bienaventurados, dichosos, estar alegres, tener gozo, contentamiento o satisfacción, dependiendo de la traducción, aunque se trata de la misma idea.

Según Dios, ¿qué caracteriza al bienaventurado?

  • que nuestro pecado sea perdonado (Salmos 32:1)
  • ser absueltos del castigo a nuestra maldad (Salmos 32:1-2)
  • ser justos según los estándares de Dios u obedientes a sus mandamientos, tener un corazón puro ante Dios (Salmos 32:11)

¿Qué nos pone alegres, felices y gozosos, o que nos da contentamiento o satisfacción?

  • las cosas que Dios hace (Salmos 92:4)
  • ser pobres en espíritu o de espíritu sencillo (porque de ellos es el reino de los cielos) Mateo 5:3
  • llorar o sufrir (porque Dios consolará) Mateo 5:4
  • ser mansos o humildes (porque heredarán la tierra) Mateo 5:5
  • tener hambre y sed de justicia (porque la recibirán) Mateo 5:6
  • hacer misericordia o tener compasión de otros (porque Dios la tendrá con ellos) Mateo 5:7
  • tener corazón puro (porque ellos verán a Dios) Mateo 5:8
  • trabajar por la paz (porque serán llamados hijos de Dios) Mateo 5:9
  • ser perseguidos por hacer lo justo (porque de ellos es el reino de los cielos) Mateo 5:10
  • ser maltratados, insultados, perseguidos y maldecidos por causa de Jesucristo (porque la recompensa en la vida venidera será grande) Mateo 5:11-12

Con estos pocos ejemplos nos damos cuenta de que la felicidad en esta vida terrenal no está relacionada con lo que tenemos, con lo que hacemos o con aquello de lo que nos abstenemos. Es cierto que nos hace sentir mejor con nosotros mismos si desempeñamos el trabajo que preferimos, si vivimos en un lugar lindo, si pasamos tiempo con las personas que amamos o si visitamos lugares agradables, todo ello es bueno, deseable y debemos buscarlo, pero todo ello está sujeto a circunstancias que, muchas veces, escapan de nuestro poder o capacidad.

¿Por qué Dios quiere que pensemos que en él somos felices? ¿Lo hace para asegurarse de hacernos dependientes de él y hacerse sentir importante? Al reflexionar en lo que Dios dice que es nuestra felicidad podemos sacar algunas conclusiones interesantes:

  • para Dios nuestro pecado es la desobediencia a sus mandamientos, entre los cuales se cuentan no matar, no codiciar, no mentir y, en suma, todo lo que implique amar al prójimo como a uno mismo.
  • eso significa que Dios busca que practiquemos el bien para nosotros y, por consecuencia, para los demás, y que pecar es buscar el mal de otro ser humano, mientras despreciamos a Dios mismo.
  • si buscamos perdón no es para continuar pecando, sino para ser restaurados, conforme al propósito de Dios para nosotros (lo que él originalmente quiere que seamos y hagamos).
  • en ese perdón –no ser culpados por nuestras maldades– encontramos felicidad, porque practicamos el bien y Dios está con el justo.
  • esto nos permite apreciar muy particularmente lo que Dios hizo en su creación y lo que hace, favoreciendo a quien le ama.
  • que la felicidad no es un estado actual de las cosas, pues aunque podríamos estar sufriendo y siendo desfavorecidos por el ser humano, en Dios tendremos ahora o después consuelo, misericordia, justicia, paz, seguridad y, lo más importante de todo, a Dios.

Entonces, la felicidad no es un óptimo estado actual de las cosas. No significa la ausencia de problemas y la abundancia de toda clase de beneficios. Hay cristianos que pretenden creer eso, mas las palabras de Jesús son claras en los pasajes citados y no van en ese sentido.

La felicidad es contentamiento y satisfacción plena no fundamentada en lo bien que nos va ni en lo bien que eso nos hace sentir, sino en el bien que hacemos, pues quien lo practica es justo y Dios tiene comunión con tales personas. Sabernos amados por Dios es nuestra felicidad, gozo.

Es un hecho, hacer el bien muchas veces aflige al justo y practicar el mal prospera al malvado. Los valores se han invertido debido a que vivimos en un mundo corrupto que ha rechazado a Dios aun entre quienes lo invocan y niegan conocerle con sus hechos.

20 Porque ¿qué mérito hay en soportar malos tratos por hacer algo malo? Pero cuando se sufre por hacer el bien y se aguanta el castigo, entonces sí es meritorio ante Dios. 21 Y ustedes fueron llamados para esto. Porque también Cristo sufrió por nosotros, con lo que nos dio un ejemplo para que sigamos sus pasos. 22 Cristo no cometió ningún pecado, ni hubo engaño en su boca. 23 Cuando lo maldecían, no respondía con maldición; cuando sufría, no amenazaba, sino que remitía su causa al que juzga con justicia. 24 Él mismo llevó en su cuerpo nuestros pecados al madero, para que nosotros, muertos ya al pecado, vivamos para la justicia. Por sus heridas fueron ustedes sanados. 1 Pedro 2

También podría interesarte:

Efraín Ocampo es consejero bíblico y fundó junto con su esposa Paola Rojo la organización sin fines de lucro Restaura Ministerios para ayudar a toda persona e iglesia a reconciliarse con Dios y con su prójimo. También es autor del éxito de librería “La Iglesia Útil”, entre otros libros.
Encuentra más sobre este tema en su libro de Restauración Personal “40 días en el desierto“. También lee el libro de Restauración de Relaciones “Amar como a mí mismo” y de Restauración de Iglesias “La Iglesia Útil“.

Comments

1 Comment

  1. Pingback: Lo que es y lo que no es el contentamiento - Restaura Ministerios | Restaura Ministerios

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.