Pregúntate: ¿Vale la pena estar conmigo?

Prepararse para una relación implica no solamente hacer tu lista de requisitos, sino sobre todo tomar las decisiones necesarias para ser una persona con la que valga la pena estar.

En esta segunda parte hablo sobre lo que tienes que hacer para ser un soltero pleno que vive para agradar a Dios. De paso, aprovecha estos consejos para saber en qué fijarte. Esto te hará un candidato o candidata natural para otra persona que también está consagrada a Dios. Si vives una vida llena de religiosidad, Dios no “castigaría” a un hijo o hija suya contigo, ¿no crees?

Entremos en materia:

  • Ama los mandamientos de Dios, ama a Dios

Una cosa es ser un simpatizante de Jesús que ora, lee la Biblia, va al templo y participa en actividades espirituales cumpliendo con todos los rituales y tradiciones, pero que no obedece a Dios, y otra cosa muy diferente es ser un discípulo del Maestro que oye, habla y hace lo que ha mandado. Entonces, si amamos a Jesús, amamos sus mandamientos y vamos a ponerlos en práctica (Juan 14:23). Sé alguien que ame al Señor y lo demuestre haciendo su voluntad. Fíjate en alguien que sea así y no sea pura apariencia.

  • Obedece los mandamientos de Dios

Ten temor de Dios y busca agradarle haciendo lo que él manda. Si vives así no serás de los que se meten en problemas, serás una persona honesta, y en fin, tu obediencia a Dios se reflejará en todos los aspectos de tu vida y serás de bendición a otros. Fíjate en quien sea así, cuidará de ti, te será fiel y te será de bendición.

  • Sé un buen siervo de Dios

Esto tiene varias implicaciones. Según la Biblia, un buen siervo es responsable con lo que le ha sido entregado bajo su cuidado. Administra bien tu tiempo y dinero, aprovecha lo mucho o poco que tienes, sé agradecido, disfruta a tu familia, contribuye en tu hogar y haz un buen uso de tus recursos en general. Fíjate en cómo hace estas cosas quien te interese. Por ejemplo, si tiene deudas vas a sufrir con eso, si no le gusta estar en su casa no le gustará estar en la que comparta contigo, si se gasta todo el dinero no va a ahorrar para unas vacaciones juntos, si no apoya a su familia en los quehaceres o económicamente ya sabes lo que te espera (Mateo 25:14-30). Si es fiel con lo que Dios le ha dado, lo será cuando compartan la vida juntos.

  • Ordena tus prioridades

Como ves, todo está relacionado, y si no amas a Dios y no obedeces sus mandamientos, tus prioridades actuales seguirán siendo las mismas aun cuando ya estés casado con alguien, así que más vale corregir esto desde ahora. A veces queremos tanto a alguien que podemos convencernos de que será diferente y hasta podría prometer que cambiará, pero es muy poco probable que cambie si Dios no lo hace.

  • Ten buenos hábitos

Un hombre o una mujer con buenos hábitos desde su soltería tendrá buenos hábitos cuando esté casado. Quien no tenga buenos hábitos desde soltero, tampoco los tendrá ya casado. Notar que alguien es limpio en su aspecto es fácil, pero ¿qué tan ordenada es esa persona en casa? Cultiva los buenos hábitos y te irá bien en tu matrimonio. Observa si quien te interesa es responsable, puntual, educado, considerado con otros, si procura crecer en lo espiritual en la oración y la lectura de la Biblia diariamente (no nada más por cumplir), e incluso sería ganancia que esté habituad@ a prepararse algo de comer, por qué no.

  • Procura el buen humor

Sin duda pasarla bien juntos debe ser algo deseable siempre, porque si planean envejecer juntos, pasarla alegres y divertidos en todo momento va a ser fundamental.

Estos son algunos ejemplos de lo que hace a las personas más atractivas, independientemente de su aspecto físico. Que alguien tenga estas características habla de alguien con carácter, sí, pero sobre todo de alguien cuyo carácter ha sido moldeado por Dios y que es de bendición para quienes lo rodean.

Encuentra más sobre estos temas en su libro de Restauración de Relaciones “Amar como a mí mismo“. También está disponible el libro de Restauración Personal “40 días en el desierto” y de Restauración de Iglesias “La Iglesia Útil“.
Efraín Ocampo es consejero bíblico y fundó junto con su esposa Paola Rojo la organización sin fines de lucro Restaura Ministerios para ayudar a toda persona a reconciliarse con Dios y con su prójimo. Es autor del éxito del librería “La Iglesia Útil”, entre otros libros.

Síguenos en Facebook.com/restauraministerios

Comments

6 Comments

  1. Pingback: Estés en soltería o noviazgo, ¡esto es importante! | Restaura Ministerios

  2. Pingback: Soltero, ¡prepárate para encontrar pareja! (Parte 1) - Restaura Ministerios | Restaura Ministerios

  3. Pingback: Mito o realidad: ¿Dios ya apartó a mi pareja? | Restaura Ministerios

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.