Cómo estar listo para la gran decisión de compartir la vida con alguien… aunque falte tiempo para ello. 

parejaHasta ahora te hemos dicho qué es lo importante a considerar para tener pareja. No importa si tienes una o no. Lo importante hasta ahora ha sido:

  1. Cambia la percepción que tienes sobre el noviazgo. No es para experimentar, un tiempo indefinido en el que tienes casi todos los privilegios y ninguna obligación ni tampoco algo condicionado a la atracción y a las emociones. Por el contrario, es una etapa de compromiso previo al matrimonio como resultado de un tiempo de amistad en el que ambas partes se conocieron profundamente.
  2. La soltería es, para quienes aún no han hallado a esa persona que deseen conocer mejor,  ese tiempo de reflexión en el que definen con qué tipo de espos@ desean compartir la vida. Esto ayuda a no dejarse llevar únicamente por factores como la atracción física, los sentimientos y las emociones, tomando en cuenta sobre todo lo que es agradable a Dios. Esto evita tomar malas decisiones, cicatrices indeseables, y claro, el pecado.

Lo que evaluaremos en esta última entrega sobre esta serie de consejos para solteros y enamorados es qué hacer en concreto para prepararse y tomar la gran decisión de casarse con alguien.

  • No pensar en el matrimonio ahora será una tortura después

Haz una lista de lo mínimo necesario que una pareja para toda la vida debe ser. Podría considerarse tanto para hombres como mujeres que sea obediente a los mandamientos del Señor, trabajador (a), que le guste ver por su familia, que coopere con labores domésticas, que sea respetuoso con los del sexo opuesto, que cuide y organice bien los recursos que Dios le ha confiado, iniciativa para participar en el servicio y que procure cuidar su aspecto, por mencionar algunos ejemplos. Después pueden incluir cuestiones más personales. Hemos visto que los casos de pecado en el matrimonio se deben a que cuando estaban de novios la atracción y los sentimientos mandaron, dejando de priorizar las características enlistadas. Ya casados, cuando las emociones y lo físico quedaron en segundo término, comenzaron a darse cuenta (apenas) de que habían puesto atención en todo, menos en lo importante. Si desde ahora no piensas en el o la espos@ que deseas, sufrirás las consecuencias en el futuro.

  • Ahorra (¡atención hombres!)

No importa que estés soltero o que salgas con alguien ya. Ahorrar un poco desde ahora para casarte significa que deseas ser un candidato serio. No sabes cuándo llegará la oportunidad, pero cuando llegue es mejor tener un poco de dinero para la boda y el hogar en el que recibirás a tu mujer y a los niños que vengan. Recuerda, como el noviazgo es corto para evitar tentaciones y gozar plenamente tu matrimonio, tendrás menos tiempo para reunir el dinero, así que es mejor si comienzas antes a ahorrar. Los que andan de novios deben ser previsores y pensar en esto con mayor urgencia. Y por favor, no se vayan a vivir a casa de los papás, pues preparará el terreno para peleas y desacuerdos. Finalmente, es casa de tus papás y ellos mandan ahí, pero ustedes necesitan su propio hogar.

  • Trabaja

Si dos jóvenes desean casarse por las razones correctas, pero son estudiantes, no se les debe animar a prolongar el noviazgo por años y años hasta que terminen sus estudios y tengan empleos mejor remunerados. Por el contrario, se les debe permitir casarse, enseñándoles así que es más importante agradar a Dios. Es preferible animarlos a estudiar y trabajar para salir adelante y hacer las cosas honrosamente, con responsabilidad y dignidad. Eviten recibir el apoyo económico total de los padres, esto consentirá que la nueva pareja no asuma todas las responsabilidades de la vida de casados. El matrimonio implica gozar de los privilegios y asumir las obligaciones.

  • Ve el matrimonio como Dios lo ve (medita en la Biblia)

Para ser un hombre o una mujer ejemplar, obediente a Dios, equipados para formar una familia donde se viva en integridad y justicia, para ser luz en una sociedad corrupta y esclavizada al pecado, lo más importante es vivir por la verdad de la palabra de Dios. Conócela, escudríñala y, muy importante, ¡aplícala! Hemos visto que entre los jóvenes predomina la pereza y no aman la Biblia para conocer la voluntad de Dios. Ama los mandamientos del Señor porque son vida para ti y tu familia. Esto te ayudará a comprender mejor el matrimonio para que temas y honres este pacto, cuyo único paralelo es el pacto de Cristo con la iglesia que está fundamentado en el amor, la gracia y la unidad, por lo que es impensable disolverlo y que en él predomine el pecado y el egoísmo.

Echa un vistazo a la Parte 1 y a la Parte 2 de esta serie si te la perdiste. Toma la responsabilidad de tu vida para que agrades a Dios en TODO y vivirás el noviazgo y el matrimonio como él lo ideó, de forma plena y feliz.

Encuentra más sobre este tema y otros relacionados en nuestro libro Amar como a mí mismo

Efraín Ocampo es consejero bíblico, escritor, ex periodista y fundó junto con su esposa Paola Rojo la organización sin fines de lucro Restaura Ministerios para ayudar a toda persona a reconciliarse con Dios y con su prójimo.

 

 

Comments

2 Comentarios

  1. Pingback: Soltero, novios cristianos: piensen en esto antes de casarse | Restaura Ministerios

  2. Pingback: Mito o realidad: ¿Dios ya apartó a mi pareja? | Restaura Ministerios

Dinos qué piensas..

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *