Muchos aseguran haber cancelado su Netflix por la burla a Jesús.

A estas alturas ya sabes que muchos cristianos afirman ––es incierto que lo hayan hecho–– en redes sociales haber cancelado su suscripción a Netflix por la película en la que aparece un Jesús homosexual.

Los productores de la película no podrían estar más felices con la publicidad gratuita que todos estamos dando a la sátira que ya ha provocado que casi de 2.5 millones de personas pidan, por lo menos en change.org, que el largometraje sea retirado de la plataforma de streaming de videos. Existen por lo menos otras dos peticiones (aquí una y aquí otra) en citizengo.org y casi 900 mil firmas en cada una.

¿Debemos cancelar Netflix o internet por Jesús?

Estos días han salido muchas convocatorias en redes sociales para que los cristianos cancelen sus cuentas de Netflix como represalia porque uno de sus contenidos es una odiosa burla a Dios, a Jesucristo y a la Biblia.

Eso es comparable con que solicitaran cancelar sus conexiones a internet porque hay páginas web satánicas, pornográficas y ateas que publican ofensas y obscenidades en contra de Dios, a tirar los dispositivos que reproducen música porque hay letras que promueven la fornicación, el adulterio, el asesinato, la mentira y otros pecados más o a no ir al cine por las mismas razones.

Claro, por Jesús haríamos cualquier cosa e incluso daríamos la vida, pero esta situación nada tiene que ver con ello. El internet es una plataforma en la que cualquiera puede publicar contenido. En Netflix hay varias películas con contenido cristiano y en la industria cinematográfica y la musical todo tipo de persona, incluso los cristianos, podemos hablar sobre nuestra fe. Eso está bien, ¿no? Recuerda: el mal, trabaja; ¡nosotros también trabajemos!

El precio de la libertad

Que existan personas cantando para exaltar la infidelidad o haciendo cine para presentar una caricatura falaz de un Jesús que no es el histórico es el precio de la libertad. Es el precio de que Dios nos haya creado libres debido a que él demanda una adoración voluntaria. Es la razón por la que no somos robots y, en cambio, somos humanos.

Todo el tiempo, todos los días, hay gente blasfemando, viviendo sus vidas como si no existiera Dios. Eso no es novedad porque por eso envió a Jesús a reconciliarnos con el Padre. Lo verdaderamente indignante, repugnante, odioso y horroroso es que existen muchas personas que dicen conocer a Dios y viven como si no existiera escudados en que nos ama y nos da de su gracia. Claro, vamos a fallar y nos seguirá amando y dando de su gracia, pero algunos usan esta libertad como pretexto para pecar.

Queridos hermanos, he deseado intensamente escribirles acerca de la salvación que tenemos en común, y ahora siento la necesidad de hacerlo para rogarles que sigan luchando vigorosamente por la fe encomendada una vez por todas a los santos. El problema es que se han infiltrado entre ustedes ciertos individuos que desde hace mucho tiempo han estado señalados para condenación. Son impíos que cambian en libertinaje la gracia de nuestro Dios y niegan a Jesucristo, nuestro único Soberano y Señor.

Carta de Judas

15 Porque esta es la voluntad de Dios: que, practicando el bien, hagan callar la ignorancia de los insensatos. 16 Eso es actuar como personas libres que no se valen de su libertad para disimular la maldad, sino que viven como siervos de Dios. 

1 Pedro 2

Usa bien tu libertad en Jesús (con Netflix)

¿No deberíamos estar aprovechando que la gente habla de la película del “Jesús homosexual” para que con amor y paciencia hablemos del Jesús real que nos amó a pesar de ser sus enemigos (Romanos. 5:1-11)?

Pero es más fácil cancelar la cuenta de Netflix, según nosotros, por amor a Jesús. ¿Quieres demostrar tu amor por él? Ama a quienes se burlan de él. Entabla conversaciones con humildad, amor y convicción para contar su historia y así lo conozcan realmente. Ora por los involucrados en la película. Ora por los productores y directores de cine con contenido evangélico ––los existentes y para que haya muchos más––. Sé alguien que refleje a Cristo, alguien a quien, cuando lo conozcan, la gente pueda decir “así era Cristo”. Así vivían los de la iglesia de Antioquía y les apodaron los “cristitos” en tono de burla (Hechos 11:19-25).

Lo que te propongo te cambiará a ti y a tu entorno o puedes ir con la corriente y sentirte orgulloso de que cancelarás tu Netflix pero, ¿sabes qué?, eso a final de cuentas no cambiará nada.

No te amoldes al mundo actual…

No te confundas. Cuando lees Romanos 12:2, donde dice que no te conformes o no te amoldes al mundo actual no significa que si sale una película que ofenda a Jesús la decisión correcta es nunca ir al cine, cancelar tu internet o tu Netflix. Significa lo que dice en el verso 1: presenta todo tu ser en sacrificio vivo, santo y agradable a Dios, lo cual es tu culto racional al Señor.

¿Ves que es mucho más complicado pero mucho mejor? No seamos legalistas, seamos adoradores que aman a Dios con toda su alma, con toda su mente y con todas sus fuerzas y a su prójimo como a sí mismos. No lo olvides, tu principal ministerio es adorar a Dios y una manera de hacerlo es reconciliando a las personas con él.

Finalizo esta publicación mencionando que los mismos que se complacen con la película no resistirían una burla así a sus personas por su estilo de vida y la calificarían de intolerancia y muchas cosas más. Así la incongruencia. De hecho, burlarnos de los que viven y piensan diferente a nosotros sí es falta de amor, es decir, odio: libertad también es escoger no ofender y evitar devolver la ofensa. No lo hagas. 

¿Aún deseas cancelar tu cuenta de Netflix? Adelante. Es tu decisión si crees en tu corazón que es lo correcto para agradar a Dios pero no puede ser la norma para todos. No obstante, como recién me lo han recordado, pienso que de una manera u otra ejercer la fe en Cristo cambia nuestros hábitos de consumo.

20 La ley de Dios fue entregada para que toda la gente se diera cuenta de la magnitud de su pecado, pero mientras más pecaba la gente, más abundaba la gracia maravillosa de Dios. 21 Entonces, así como el pecado reinó sobre todos y los llevó a la muerte, ahora reina en cambio la gracia maravillosa de Dios, la cual nos pone en la relación correcta con él y nos da como resultado la vida eterna por medio de Jesucristo nuestro Señor.

Romanos 5
También puede interesarte:
Efraín Ocampo es consejero bíblico y fundó junto con su esposa Paola Rojo la organización sin fines de lucro Restaura Ministerios para ayudar a toda persona e iglesia a reconciliarse con Dios y con su prójimo.
Encuentra más sobre estos temas en sus libros sobre Restauración: 40 días en el desierto, Amar como a mí mismo y La Iglesia Útil.

Síguenos en Facebook.com/restauraministerios/

Comments

1 Comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.