La restauración es volver a comenzar.

 “Y la vasija de barro que estaba haciendo se echó a perder en la mano del alfarero; así que volvió a hacer de ella otra vasija, según le pareció mejor al alfarero hacerla”, Jeremías 18:4 (LBLA)

La imagen del Alfarero rehaciendo una vasija de barro que no pudo obtener la forma deseada para crear otra a su gusto es extraordinaria para hablar de nuestra necesidad , como vasijas, de regresar a Dios para que él cumpla su propósito en nosotros.

Dios nos ha hecho a su imagen y semejanza, con un valor intrínseco, con belleza única, con habilidades, talentos e inteligencia específicas. Sin embargo, la Biblia relata que nos hemos corrompido, y eso incluye a nuestra mente y, por consecuencia, nuestra voluntad (Romanos 1:18-32). Aspiramos a lo mejor y no podemos alcanzarlo por ser esclavos de nuestros instintos, deseos y necesidades.

Así perdimos la libertad de decidir, de hacer lo bueno, de amar, perdonar, e incluso, de buscar a Dios. Es en su verdad, la Biblia, donde encontramos lo necesario para que el Alfarero nos tome y restaure. Por eso Jesucristo dijo que si le seguimos para aprender de él conoceríamos la verdad  y así seríamos libres (Juan 8:32).

La misión de Restaura Ministerios es llevar las vasijas al Alfarero, a través de la Biblia, para que sin importar lo que hayas vivido él pueda darte un nuevo comienzo (2 Corintios 5:17). Por eso trabajamos con personas, relaciones e iglesias, con el fin de ser instrumentos en las manos de Dios para hacer esto posible.

Todos necesitamos restauración. Todos tenemos una nueva oportunidad.

Escribe a contacto@restauraministerios.org para decirte cómo.

Comments

Dinos qué piensas..

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *