¿Qué le ha llevado a hacer su fe al Nobel de Paz, Mukwege? Descúbrelo.

Celebro que el ginecólogo africano Denis Mukwege haya recibido el Nobel de la Paz. La activista yazidí Nadia Murad comparte el primero con él. Este hombre, cristiano, reunió recursos de otros muchos cristianos para levantar el hospital que hoy dirige y por el que hoy es reconocida su labor de curar a mujeres víctimas de violación por las milicias en un país en guerra: Congo.

El Hospital Panzi fue construido luego de que el edificio médico donde trabajaba Mukwege fuera destruido en un ataque. El médico mismo libró un secuestro en 2012.

En Panzi ha sido atendidas más de 50 mil mujeres, quienes además de la atención médica reciben asesoría legal, emocional y económico-laboral. En 2011 fundó la organización City of Joy, un lugar en el que las víctimas de violación superen el horror que atravesaron, sanen sus cuerpos y obtengan entrenamiento para salir adelante laboral y económicamente para regresar a sus comunidades como factores de cambio, no como víctimas avergonzadas.

Mukwege es un hombre extraordinario

Lo que ha logrado para ser un factor de cambio es sobresaliente y sin duda podemos aprender muchísimo de su amor por la gente que sufre en su país. Este amor proviene del máximo ejemplo de amor entregado y sacrificial: Cristo.

Y no solo son extraordinarios sus logros. Su historia explica en buena medida sus acciones. El médico es hijo de un pastor cristiano en el Congo. De pequeño visitaba a los enfermos de las comunidades rurales cuando acompañaba a su padre en sus jornadas de oración por ellos.

Algunas de las decenas de artículos que se han escrito sobre Mukwege indican que desde niño decidió ser médico. Un día reclamó a su padre que no proveyera medicamentos a los enfermos, a lo que el pastor respondió que él oraba por ellos, mientras que el médico haría lo suyo al darles medicinas. Así es como eligió su carrera, que años más tarde cambiaría el futuro de las miles de mujeres que han sufrido violencia sexual en su país.

Aprendamos de Mukwege

En los últimos años he conocido muchos jóvenes que sinceramente aman a Dios y se preguntan si deberían abandonar su carreras profesionales para servir a Dios de tiempo completo. Ellos se refieren a ser pastores o misioneros luego de graduarse de algún seminario, instituto o programa de capacitación.

Sin duda el mundo necesita de pastores y misioneros, pero también necesita cristianos que sean médicos, ingenieros, astrofísicos, desarrolladores de software, economistas, abogados, administradores, empresarios y, en fin, profesionistas que sean el brazo extendido de Dios.

Siempre que un ateo me pregunta por qué hay hambre, enfermedad o sufrimiento en el mundo pienso, además de la respuesta obvia, en que la Iglesia de Cristo está presente en todas las áreas de actividad humana y que es preciso ejercer nuestra responsabilidad como hijos de Dios sea cual sea la necesidad.

A mí, mi carrera profesional de Periodismo me ha ayudado enormemente a ejercer mi propósito como cristiano donde el Señor me ha puesto.

Tengas la edad que tengas, ¿cómo vas a usar las habilidades, capacidades y dones que Dios te ha dado para que otros lo glorifiquen?

Efraín Ocampo es consejero bíblico y fundó junto con su esposa Paola Rojo la organización sin fines de lucro Restaura Ministerios para ayudar a toda persona e iglesia a reconciliarse con Dios y con su prójimo.
Encuentra más sobre estos temas en sus libros sobre Restauración: 40 días en el desierto, Amar como a mí mismo y La Iglesia Útil.
Fuentes:

http://www.europapress.es/internacional/noticia-cirujano-congoleno-denis-mukwege-yazidi-nadia-murad-premio-nobel-paz-20181005110325.html

https://www.theguardian.com/world/2018/oct/05/denis-mukwege-nadia-murad-nobel-peace-prize-2018

https://www.theguardian.com/commentisfree/2018/oct/05/denis-mukwege-nobel-peace-prize-violence-against-women-trump-misogyny

https://www.abc.es/internacional/abci-denis-mukwege-doctor-milagro-atendido-40000-supervivientes-violencia-sexual-201810051656_noticia.html

Comments

1 Comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.