Muchos cristianos piden consejo en las redes sociales.

¿Si tuvieras un problema legal le preguntarías a un taxista qué debes hacer? ¿Si tu automóvil fallara consultarías qué problema tiene con el zapatero? Pero más y más cristianos usan las redes sociales para preguntar a perfectos desconocidos qué deben hacer con sus vidas, sus matrimonios y con sus iglesias.

Estos creyentes enfrentan varios riesgos y hacen preguntarnos si en sus iglesias no los atienden. ¿Estaremos tan ocupados que no tendremos tiempo para las personas?

Las preguntas en las redes

Muchos cristianos forman parte de grupos de cristianos en Facebook y publican preguntas para que les aconsejen qué hacer. Es escandaloso porque son muchos y porque aparentemente no tienen a quién consultar en sus iglesias, ni a un ministro o alguna amistad cristiana. Dicen cosas como las siguientes:

“He vivido con mi pareja 10 años, yo soy cristiano, pero mi pareja no y no se quiere casar conmigo. ¿Qué hago?”.

“Quiero pedirle a una chica que sea mi novia, es muy buena persona pero no es cristiana. Necesito sus consejos”.

“Mi esposo y yo somos cristianos. Nos peleamos todos los días y ya no queremos estar juntos. ¿Qué me aconsejan?”.

“Me separé de mi esposo hace 15 años y desde hace 10 vivo con otro hombre y ya tenemos hijos. Yo siempre he sido cristiana y recientemente volví a congregarme. ¿Debo dejar a mi actual pareja y volver con mi esposo? Él es cristiano, nos separamos porque ya no sentimos nada por el otro. Supe que ya tiene otra mujer. ¿Qué me aconsejan?”.

“Los que viven con alguien no estando casados, ¿pueden servir a Dios haciendo cualquier cosa? ¿Qué dice la Biblia?”

“Las cosas me han salido mal en la vida. Estoy perdiendo la fe en Dios y ya no me reúno en la iglesia. Necesito sus consejos.”

Las respuestas en las redes

Uno podría pensar que las respuestas son obvias. ¡No! Hay muchas respuestas diferentes.

  • Muchos son consejos sin fundamento bíblico basados en opiniones personales.
  • Muy pocos citan la Biblia en sus respuestas.
  • Muchos de quienes mencionan la Biblia no tienen idea del contexto o la aplicación del texto citado y por lo general los malinterpretan.
  • Otros tantos responden –la Biblia dice tal cosa–, pero son incapaces de citar de dónde han sacado afirmaciones que muchas veces no aparecen en ninguno de sus libros.
  • Una gran cantidad de los cristianos que responden insultos y burlas a quienes pidieron consejo.

Un reflejo de las iglesias

Tanto las preguntas como las respuestas revelan la triste realidad de las iglesias cristianas.

  • Creyentes con profunda ignorancia de la Biblia.
  • Personas que afirman ser cristianas pero viven vidas no cristianas.
  • Huérfanos espirituales que no son miembros de una iglesia local o que no acuden a ella para recibir consejo (ellos mismos confiesan no ser parte de alguna o no querer preguntar al pastor, p.e.).
  • Creyentes adoctrinados por hombres que repiten sus enseñanzas porque no leen la Biblia por ellos mismos.
  • Creyentes que no se distinguen por el amor a otros.
  • Gente bien intencionada que opina lo que considera mejor para alguien sin conocer toda la información ni lo que dice la Biblia al respecto.

Las redes sociales ofrecen un panorama sobre la salud espiritual de los cristianos y de las iglesias. Estas fotografías del cristianismo muestran personas más influenciadas por líderes y por el mundo que por la Biblia, la cual contiene la voluntad de Dios para la iglesia.

Iglesias vs. redes sociales

Esto representa un enorme reto para las iglesias locales. ¿Por qué hay tantas personas alejadas de la comunidad? Y si no lo están, ¿por qué hay tantos cristianos que no procuran las respuestas en su familia espiritual? ¿Tendrán razones para no hacerlo? ¿Cuántos de ellos pasan desapercibidos en nuestras congregaciones y a cuántos hasta les negamos hasta el saludo?

¿Las iglesias locales estarán perdiendo influencia? En apariencia es algo lindo que se acostumbra en las redes enviar solicitudes de amistad a cientos de desconocidos de una variedad de países que encontraron en un grupo cristiano. La pregunta es: ¿habrá de qué preocuparse?

No estoy satanizando las redes sociales, pero creo que las iglesias están perdiendo la batalla, en mi experiencia, porque no amamos a nuestros hermanos, no los discipulamos, no nos ocupamos de ellos, no conocemos la Biblia y no sabemos qué ni cómo aconsejarles. A veces no los conocemos ni por nombre.

Tomemos la iniciativa y veamos por la gente en nuestras iglesias, para eso existe. Somos todos parte del mismo cuerpo.

También podría interesarte:

Efraín Ocampo es consejero bíblico y fundó junto con su esposa Paola Rojo la organización sin fines de lucro Restaura Ministerios para ayudar a toda persona e iglesia a reconciliarse con Dios y con su prójimo. También es autor del éxito de librería “La Iglesia Útil”, entre otros libros.
Encuentra más sobre este tema en su libro de Restauración Personal “40 días en el desierto“. También lee el libro de Restauración de Relaciones “Amar como a mí mismo” y de Restauración de Iglesias “La Iglesia Útil“.

Comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.