La conversión de Saulo nos enseña sobre nuestro papel en la restauración.

Título: Saulo en proceso de restauración

Texto: Hechos 9:1-18

Personaje: Saulo de Tarso

Contexto:

Saulo obtuvo del Sumo Sacerdote cartas para capturar a los que enseñaban en las sinagogas de Damasco sobre Cristo y llevarlos presos a Jerusalén. En el camino, una luz resplandeciente lo tiró del animal que lo llevaba y una voz del cielo le habló.

Condición espiritual:

Está sumido en un celo religioso que había nublado su entendimiento. Saulo, como un hombre educado por un maestro de la ley, el fariseo llamado Gamaliel, tenía a Jesús por un suplantador, engañador del pueblo. Era conocido por ser un fariseo que entraba a las casas y se llevaba a los cristianos para meterlos a la cárcel. Era un judío de profunda religiosidad, pero sin Dios.

Condición emocional:

Un hombre violento que “respiraba amenazas” según la descripción del texto. Era consumido por el odio, el enojo y el celo por su religión. Vivía para destruir a los del Camino. El texto narra un cambio radical en sus emociones luego del encuentro que tuvo con Cristo. Ahora era temeroso de aquel Señor que se le manifestó rumbo a Damasco en medio de una luz enceguecedora. Dejó de comer y de beber, lo que indica angustia, incertidumbre, confusión. Saulo también estuvo orando durante ese tiempo, por lo que también podemos inferir que clama al mismo Dios al que perseguía, quizá buscando orientación, certeza.

Este hombre recobró las fuerzas luego de levantarse, ser bautizado y haber comido, pero esas fuerzas no le vienen solo por el alimento, sino por el Espíritu que ahora habita en él.

Acción Pastoral:

El mismo Señor se le aparece para confrontarlo por sus actos: ¿por qué me persigues? No es un acto de justicia, sino de gracia. El Señor quiere sanar, quiere restaurar. ¡Y lo hace! Las escamas en los ojos son parte de este proceso. Ahora, la ceguera temporal ayuda a Saulo a comprender que sus ideas sobre Dios lo tenían cegado. Al no ver con sus ojos se ve forzado a ver la realidad. Es una invitación a orar y a meditar. Recobrar la vista anuncia el fin de la ceguera espiritual de Saulo. Ananías es retado a vencer sus miedos y a dejar de ver con los ojos. Ananías ve a Saulo de Tarso, mientras que Dios le explica lo que él ve. Las visiones de Saulo en las que ve a un hombre llamado Ananías que le ayudará a recobrar la vista son consuelo y cuidado amoroso. Saulo no está preso, la única cárcel es su amargura y, su falta de fe. El hombre violento es restaurado con el amor y servicio de la iglesia mientras el Señor lo libera. El relato no solo habla de la conversión de Saulo, sino del ministerio de la iglesia y cómo el Señor la usa para restaurar a quienes va llamando.

Gracia que irrumpe con violencia en la vida de Saulo para sanidad-salvación. La fe que recibe Saulo anuncia su nuevo nacimiento al abandonar la ceguera espiritual. El Señor lo llama y llena de su Espíritu. Jesucristo tomando la iniciativa en todo momento.

Principios pastorales:

  • Nuestra obediencia al Señor facilita la restauración de otros.
  • Necesitamos ver a las personas como Dios las ve.
  • Nuestro diálogo con Dios debe ser sincero y honesto, pero humilde.
  • El amor que profesamos a Dios se debe traducir en disposición de llevar restauración a otros.
  • La gracia de Dios a la persona “menos pensada” para nosotros nos recuerda que todos somos la persona menos pensada para recibir la gracia de Dios. Por eso es gracia.
  • Cada uno de nosotros debemos colaborar en la obra de Dios en el mundo.
Encuentra más temas de Restauración Personal en el libro “40 días en el desierto“. También tenemos para ti los libros de Restauración de Relaciones “Amar como a mí mismo” y de Restauración de Iglesias “La Iglesia Útil“.
Efraín Ocampo es consejero bíblico y fundó junto con su esposa Paola Rojo la organización sin fines de lucro Restaura Ministerios para ayudar a toda persona e iglesia a reconciliarse con Dios y con su prójimo. También es autor del éxito de librería “La Iglesia Útil”, entre otros libros.

Síguenos en Facebook.com/restauraministerios

Comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.