Sean de matrimonio, noviazgo, familiares o amistad, todas fallan en esto. Todos nos preguntamos por qué hemos fracasado como amigos, hermanos, padres, novios o esposos. El error común es responsabilizar al otro por no valorarnos o asumir toda la responsabilidad de no cultivar nuestras relaciones hasta verlas dar fruto y florecer.

Ambas formas de ver el problema, nuestro problema, son equivocadas debido a que la ruptura de las relaciones no es responsabilidad 100% de una de las partes, sino de quienes formamos parte de ellas. Todos colaboramos en las heridas, las omisiones y el dolor, pero también podemos participar en el amor, cuidado, comprensión, perdón e iniciativa.

Asimismo, las relaciones fracasan porque quienes las integran tienen distintos conceptos sobre el amor, así que es necesario revisar cuál es concepto correcto, creerlo y practicarlo. Ese es el objetivo de este artículo.

¿De quién es la culpa?

Para que una relación fracase, las las partes que la integraban tuvieron que caer en omisiones y en acciones que fueron destruyéndola poco a poco. Rara vez se ve que se haya deteriorado de la noche a la mañana o que una sola persona sea enteramente responsable de ello.

Las omisiones: Este es el cáncer de las relaciones. Más que las cosas que hacemos en contra de otros, dejar de actuar en favor de las personas deteriora rápida y profundamente las relaciones. Algunos ejemplos de omisiones son:

  • NO decir “te amo” todos los días y cada vez hacerlo menos hasta que dejamos de decirlo.
  • NO tener atenciones que demuestren nuestro cariño o que nos importa.
  • NO decir palabras especiales para la persona que la distingan de todas las demás.
  • NO escuchar las necesidades y expectativas del ser querido.
  • NO expresando nuestras necesidades y expectativas.
  • NO preguntarnos cómo podemos servir a otros.
  • NO sirviendo a otros sin que nos lo pidan, por iniciativa propia.
  • NO interesándonos por lo que interesa a nuestros seres queridos.

Al dejar de hacer estas y otras cosas, la otra persona sentirá y pensará que no nos importa. Si eres de los que creen que sentirse así y pensar así es problema del otro, te equivocas. El amor se demuestra con palabras y con acciones, no es solo una promesa.

Las acciones: Lo que hacemos tiene el poder de construir o destruir relaciones. En este momento me refiero a las acciones que lastiman, dividen, alejan y separan a las personas. Por supuesto, las acciones de violencia física, emocional y verbal son determinantes, pero también hay otras pasivas como la indiferencia, el orgullo o humillar al otro haciéndola sentir poca cosa, todo lo cual daña silenciosamente.

Alguien que ama no actúa en contra de la persona que dice amar. Por lo tanto, si has contribuido en destruir tus relaciones con estas acciones, debes comenzar a amar en serio.

Relaciones que fracasan por conceptos diferentes sobre el amor

¿Es posible que yo tenga una idea sobre el amor y tú tengas otra diferente? Claro que sí. Unos piensan que es un sentimiento; otros, que es una decisión. Esos son conceptos contradictorios.

¿Te imaginas cómo sería esta relación? Si creo que es un sentimiento ya no te amaré cuando ya no sienta las emociones del principio, pero si creo que es una decisión te amaré no por lo me hagas sentir, sino que tendré sentimientos y emociones agradables hacia a ti porque decidí amarte.

Ahora es más claro entender el porqué del fracaso. Mientras que uno querrá separarse porque sus sentimientos cambiaron, el otro querrá seguir unido a la persona al haber decidido amarla.

Estos son algunos conceptos sobre el amor:

  • Sentimientos. Se dice amar a una persona por los sentimientos que se tienen hacia ella.
  • Emociones. Se dice amar a alguien por las emociones que provoca.
  • Erotismo. Se dice amar a alguien porque despierta los sentidos, especialmente el deseo sexual.
  • Atracción. Se dice amar a alguien por sentirse atraído intelectual, emocional o eróticamente.
  • Destino. Se dice amar a alguien basándose en la idea de que una fuerza superior intervino en unir a los enamorados.
  • Romántico. Se dice amar a alguien por la idealización de la persona o de los sentimientos que inspira, no por la persona en sí misma.
  • Decisión. Se dice amar a alguien actuando en su favor de manera independiente de que lo merezca o no, o de los sentimientos, emociones y sensaciones que inspire.

El concepto correcto del amor en tus relaciones

Aquí hablaré un poco sobre el amor-decisión. Este es el concepto correcto porque los demás dependen de la persona que dice amar o de la persona amada (supuestamente).

Por esa razón es el menos común y solamente está explicado en un libro: la Biblia. Ahí Dios relata la historia de amor más maravillosa, la del evangelio. No se trata del cuento típico de un hombre que llegó a ser tan bueno que llegó a trascender, sino del amoroso Dios, el cual se hizo hombre para reconciliar consigo mismo a la humanidad. Se resume en el siguiente texto bíblico.

Pero Dios demuestra su amor para con nosotros en que, siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros. Romanos 5

Así somos enseñados a amar, de tal manera que decidimos amar al que no nos ama, actuamos en favor del que no ha hecho nada para merecerlo y perdonamos al que nos ha ofendido. ¿Por qué? Porque Dios mismo ha hecho esto con nosotros. Las relaciones sustentadas en un amor así no fracasan.

También podría interesarte:

Encuentra más sobre estas reflexiones en el libro “Amar como a mí mismo“. Busca en librerías de México y Centroamérica el libro de Restauración de la Iglesia, “La Iglesia Útil”.

Efraín Ocampo es consejero bíblico y fundó junto con su esposa Paola Rojo la organización sin fines de lucro Restaura Ministerios para ayudar a toda persona a reconciliarse con Dios y con su prójimo. Fue periodista y es autor de los libros de Restauración “40 días en el desierto“, “Amar como a mí mismo” y “La Iglesia Útil“.

Comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.