¿Qué le dirías a los jóvenes si tuvieras una sola oportunidad?

cona hor

Gracias a Dios tendremos la oportunidad y el privilegio de dirigirnos a cientos de jóvenes de todo México durante el Congreso Nacional de Jóvenes y Estudiantes Bautistas el martes 28 de julio en el Distrito Federal.

Mi esposa Paola Rojo y yo hemos esperado por años una oportunidad así. Cuando nos invitaron nos dio una inmensa alegría, y luego de evaluar diversos temas, nos preguntamos qué sería lo más importante que podríamos decirle a la juventud mexicana que cree en Jesús. De pronto todo parece que lo es.

Primero analizamos el momento histórico que como País e Iglesia vivimos. El diagnóstico fue el siguiente:

– 55 millones de pobres.

– moneda en constante devaluación.

– sueldos cada vez menores.

– salario mínimo insuficiente para comprar la canasta básica.

– florecimiento de doctrinas en las iglesias alejadas del Evangelio enseñado por Cristo y por los apóstoles.

– deterioro moral de la sociedad que se refleja en desprecio a las autoridades, corrupción en todos los niveles (desde las mordidas por parte de los ciudadanos, hasta en las más altas esferas del gobierno), pérdida del propósito divino en el matrimonio, incremento en las cifras de divorcios, aumento en el número de suicidios, mayor cantidad de crímenes y medios de comunicación que afirman los valores de la rebeldía a Dios como ampliamente aceptados y deseables, entre otros… todo esto dentro y fuera de las iglesias…

– pérdida de identidad del cristiano de todas las edades al no poder diferenciar lo que es agradable a Dios de la idolatría, la desobediencia, la autosuficiencia y la religiosidad.

Y ahí le paramos, parece ser suficiente para alarmarnos mucho. Sin embargo, a los jóvenes hoy se les entretiene aun en las actividades de la iglesia. Para decirles algo relevante no hace falta pensar en las mejores y más divertidas ilustraciones ni en los más curiosos chistes, así que optamos por retarlos al hacerles ver su realidad y confrontarlos con su fe.

Es tiempo de ser verdaderos hijos de Dios en un mundo que le da la espalda y desprecia, no con argumentos y estrategias humanas, como hasta ahora mayormente lo hemos hecho, sino permitiendo que Dios transforme nuestras vidas para decidir vivir como Cristo en medio de cualquier circunstancia.

¿Qué pasaría si amáramos a Dios con todas nuestras fuerzas, con toda nuestra mente y con todo nuestro corazón, y a nuestro prójimo como a nosotros mismos? Sería una sociedad muy diferente. Vamos a retar a los jóvenes a abandonar su religiosidad para vivir por la verdad de ahora en adelante para que digamos todos juntos: “ME TOCA A MÍ”.

¡Nos vemos en Conabeja 2015!

También podría interesarte:

Encuentra más sobre estos temas en el libro “La iglesia útil” o escribe a contacto@restauraministerios.org.

Efraín Ocampo es consejero bíblico, escritor, ex periodista y fundó junto con su esposa Paola Rojo la organización sin fines de lucro Restaura Ministerios para ayudar a toda persona a reconciliarse con Dios y con su prójimo.

Comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.