Imagina que tu familia tiene cinco integrantes y que uno de ellos tiene 17 pesos para comer ese día, transportarse y hacer los pagos que necesita, mientras que tú tienes 1,000 pesos, también para ese día. Esto es una realidad en el planeta. pobreza

La ONU dio a conocer que una de cada cinco habitantes del mundo está en esa condición, esto es, 1,220 millones de personas. Esta cifra se divulgó a propósito del Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza, que se celebra el 17 de octubre.

Por tratarse de cifras tan grandes, muchas veces nos hacemos a la idea de que los pobres son algo que siempre habrá y se vuelven invisibles ante los ojos de los que manejamos un auto, comemos en restaurantes, vamos al cine y paseamos en plazas comerciales.

Si caminamos en las calles, los vemos, pero como parte del panorama (edificios, árboles, mobiliario urbano). En los semáforos sabemos que habrá algunos limpiaparabrisas, malabaristas y niños vendiendo dulces o estirando la mano con un trapo para limpiar el automóvil. Si hubiera por lo menos una persona en pobreza en cada lugar en el que nos movemos, digamos, nuestro hogar, el trabajo o la escuela, sería mucho más fácil no sólo verlos, sino también sentir su sufrimiento. Los cristianos que predicamos el amor al prójimo debemos ser confrontados con esta realidad. No podemos seguir indiferentes, aferrados a lo que tenemos.

Steve Jobs, el fundador de Apple, dijo que no quería tener que ver con un Dios que, aún sabiendo que los niños de Biafra morían de hambre, no los ayudaba. Por supuesto, no movió un dedo para cambiar esa realidad a pesar de ser la cabeza de una de las compañías más prósperas de la época. Para Dios sería muy fácil darles lo que, en nuestro egoísmo, no queremos dar. Pero Él nos ha dado su amor sin merecerlo, es nuestro deber moral compartir con ellos de nuestra abundancia y ser la provisión de Dios para ellos.

No necesitamos sacar de la pobreza a todos, necesitamos aprender a compartir lo que tenemos. Nos ha sido dado para eso.

Pienso.

Comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.