En México ya puedes divorciarte con tan solo desearlo, sin causales. La disolución del matrimonio es posible sin presentar pruebas o argumentos. Únicamente es necesario que uno de los dos integrantes presente la demanda.

Los ministros de la Primea Sala de la Corte de la Suprema Corte de Justicia de la Nación consideraron que es suficiente con que el esposo o la esposa desee divorciarse debido a que cada persona es libre de desarrollar su personalidad, es decir, tiene derecho a elegir y materializar los planes de vida que estime más convenientes, incluido prescindir del cónyuge cuando le obstaculice en ello.

Pero el desarrollo de la personalidad sí tiene límites. Según la ley, son el orden público y el derecho de terceros… excepto el de su cónyuge, claro.

Matrimonio abaratado

La resolución refleja cómo es la época que nos ha tocado vivir y define claramente el concepto del amor y del matrimonio que las personas tienen. En pocas palabras, ha abaratado el matrimonio.

– Es utilitario: mientras sirvas a mis propósitos emocionales, sentimentales, sexuales y de otro tipo (profesionales y sociales, entre otros).

– Es egoísta: hago lo que quiero, como quiero, cuando quiero.

– Está condicionado: estar con alguien depende de las circunstancias, de la pareja, del dinero, de la suerte, de los cambios de ánimo, de los hijos, de los papás, de los amigos y a veces hasta del clima.

– Es unilateral: el amor es amor por cuanto hay una coincidencia temporal de reciprocidad, es decir, ahora mismo me gustas y ahora mismo te gusto, lo cual indica que podemos estar juntos… hasta que me guste o te guste alguien más y te deje o me dejes por ese alguien.

– Es carnal: el amor de uno está sujeto totalmente al deseo y satisfacción del otro, y si eso llega a cambiar, entonces se ha dejado de amar.

– Es individualista: las matemáticas de este tipo de unión son 1+1=2. El matrimonio no implica una relación, compañerismo o unión, sino que contempla a sus integrantes como personas cuyos propósitos son individualistas y están por encima del otro siempre.

El matrimonio “como es”

El concepto del amor y del matrimonio que enseña la Biblia, es decir, que Dios concibió desde el principio, es absolutamente opuesto al de la ley y la moral actual.

– Es sacrificado: los esposos no se sirven del otro para usarlo para sus propósitos individuales, sino que aprenden a ceder y dar por amor al otro sin esperar nada a cambio, aunque la consecuencia de amar así es una permanente retribución por el amor ofrecido.

– Es entregado: los esposos no ven únicamente por sí mismos, sino que aman al otro como a sí mismos y, si es necesario, lo anteponen a su deseos egoístas.

– Es incondicional: los esposos no condicionan lo que hacen, dicen o dan, porque es su naturaleza hacer, decir y dar cualquier cosa que sea por el bien del otro.

– Es bilateral: los esposos ejercen el amor porque es lo que quieren, es el compromiso adquirido y porque es bueno por cumplir el diseño de Dios para el matrimonio.

– Es carnal y espiritual: la unión entre esposos más allá de compartir intimidad, es la unión espiritual de dos personas que, a través del matrimonio y de todo lo que implica, además de lo sexual, para ser uno en todo.

– Es compartido: las matemáticas de Dios para el matrimonio son 1+1=1, porque Dios dispuso que fueran uno solo.

Es necesaria una aclaración:

Cierto es que la medida beneficia a personas sometidas a distintos tipos de violencia, por mencionar un ejemplo. Sin embargo, en este artículo no se pretende justificar o rechazar una resolución como la expuesta. Mencionarla ayuda a reflexionar en el concepto actual del matrimonio y compararlo con el diseño que Dios tenía en mente desde el principio.

¿Necesitan consejería matrimonial? Escríbanos a contacto@restauraministerios.org para obtener información.

Efraín Ocampo es consejero bíblico y fundó junto con su esposa Paola Rojo la organización sin fines de lucro Restaura Ministerios para ayudar a toda persona a reconciliarse con Dios y con su prójimo.
Encuentra más sobre estos temas en el libro de Restauración de Relaciones “Amar como a mí mismo“.

 

Comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.