Únete a esta campaña para que la verdad brille. 

Aunque los cristianos nos ufanamos de tener la verdad, muchas veces difundimos mitos que confunden a mucha gente. A veces es por ignorancia, otras por genuina ingenuidad, algunas por tratarse de filosofías humanistas disfrazadas de pensamientos lindos y, probablemente, otras más por tratarse de un engaño deliberado que seduce a los inconstantes. El problema es que somos confundidos.

#DestruyendoMitos es una campaña permanente en redes sociales y fuera de ellas mediante la cual buscamos en Restaura Ministerios desmentir ideas erróneas que en ocasiones nos parecen inofensivas, y sin embargo, no pasan la prueba de la luz de la verdad.

Pero, ¿qué es un mito? La definición que hemos seleccionado del Diccionario de la Real Academia es la de:

Persona o cosa a la que se atribuyen cualidades o excelencias que no tiene.

En ese sentido, a Dios, Jesucristo, las promesas, la iglesia, el templo, la salvación, el perdón, el pecado, el evangelio, el evangelismo, el discipulado y a muchos temas de la fe, los creyentes les llegan a atribuir cualidades que no tienen e inducen al error.

Por ejemplo, son muy populares las ideas sobre Dios que lo presentan como un ser bonachón que no pide al creyente que desee relacionarse con él una conducta santa y justa, y que en cambio, está dispuesto a pasar por alto de forma permanente cualquier comportamiento ofensivo hacia él y su verdad. Esta idea sobre Dios es un mito, pues su misericordia, paciencia, gracia y bondad para con el pecador no lo hace un bonachón indiferente al pecado que mantiene muerto a quien lo practica y lo privará de la salvación posible en Cristo.

¿Por qué es importante hacerlo? Nos hemos dado cuenta de que esos mitos están haciendo daño a la iglesia a medida que se arraigan en la doctrina que predicamos, nuestras prácticas y conciencias. Como se puede esperar, este hecho está teniendo consecuencias terribles, muchas de las cuales exponemos y denunciamos con amplitud en el libro La Iglesia Útil. Con preocupación vemos que los mitos van ganando terreno. Eso hace urgente que levantemos la voz y hablemos la verdad de forma simple e impactante.

¿Cómo pensamos hacerlo? Exponiendo lo que dice la Biblia sobre tal o cual tema en un enunciado, en un meme, una publicación en un blog o de la manera en la que sea posible que, de preferencia, como un contenido que pueda viajar a través de internet. Para esto convocamos a usar la etiqueta o hashtag #DestruyendoMitos cuando expongan, denuncien o difundan algún contenido con esta finalidad.

Inauguramos la campaña con esta imagen con la que buscamos hacer conciencia de que nuestros cuerpos son el verdadero templo de Dios, no los edificios en donde nos congregamos. La tradición de llamarle “casa de Dios” al templo de reunión provoca que nuestros esfuerzos por agradar a Dios se concentren en un edificio, y olvidemos honrar y adorar a Dios con nuestras vidas que, como dice 2 Corintios 6:16, son el verdadero templo.

Queremos saber qué piensas para darle un mejor rumbo a la campaña entre todos. Opina aquí abajo o escribe a contacto@restauraministerios.org.

templo

Comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.