La película “Inesperado” trata el aborto sin argumentos religiosos.

La película titulada en México como “Inesperado” (Unplanned, EU, 2019) se estrenó en el país. Aborda el tema del aborto desde la historia personal de Abby Johnson, quien llegó a dirigir una clínica de Planned Parenthood, organización transnacional que practicó casi 333,000 abortos solo en Estados Unidos durante 2018, cifra récord desde 2011 en aquel país.

El libro homónimo en el cual se basa el largometraje fue publicado en 2010, pero llega a la pantalla grande en un momento en el que en México algunos legisladores pretenden reformar la Constitución y la Ley General de Salud para que el aborto sea un derecho de las mujeres. ¿Qué implica esto? Sigue leyendo.

En la película verás personas religiosas que insultan y condenan a otros porque piensan que sus creencias les dan autoridad para ello. También verás cristianos, aquellos que realmente están interesados en las personas, independientemente de lo que creen o hacen, y tienden puentes no solo para tener conversaciones, sino para ofrecer su amistad desinteresada. No obstante, en la película no existen argumentos religiosos para que Abby Johnson repudie el aborto sino principalmente la experiencia misma que, a través del sentido común, le permitió reconocer que está mal y que los argumentos pro aborto son falacias mezcladas con hechos ciertos.

Los argumentos pro aborto

El discurso pro aborto, por otro lado, se sostiene con ideología. Algunos ejemplos de los argumentos son los siguientes:

  • Las mujeres han sido históricamente y son objeto de discriminación y violencia, particularmente en lo relativo a su sexualidad pues son obligadas a tener sexo y a tener hijos. Por lo tanto, hay que promover los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres.
  • Existe el autoritarismo masculino por medio del cual el hombre somete a la mujer y le impide tomar sus propias decisiones en cuanto a procreación, por lo que es tema de derechos que ellas decidan si quieren o no embarazarse o incluso abortar si se trata de un embarazo no deseado, exista un matrimonio, e independientemente al deseo del padre.
  • Los matrimonios de adolescentes y la procreación en esta etapa de la vida debe evitarse a través de los derechos sexuales y reproductivos, para así garantizar no solo que no ocurran, sino facilitar el aborto en caso de que ocurran.
  • La mujer puede y debe decidir sobre su propio cuerpo.
  • La Comunidad Internacional debe velar por la familia y el niño.
  • Se puede hablar de ser humano, persona, bebé o niño a partir del nacimiento, pues antes debe ser considerado un producto sin conciencia ni dolor ni derechos.
  • La mujer embarazada puede decidir sobre su propio cuerpo al abortar debido a que en su vientre no existe una persona, sino un ser con vida no humano.
  • El derecho a la libertad y autonomía sexuales incluye cualquier forma de expresión de la sexualidad que no afecte los derechos de otras personas y sea lícita. Un embrión o un feto no son personas y por lo tanto no son sujetos de derechos.
  • Impedir que la mujer practique el aborto como un derecho humano es una forma de discriminación.
  • Hay que plasmar esos derechos en leyes.
  • La discriminación consiste en obstaculizar, restringir, impedir, menoscabar o anular el reconocimiento, goce o ejercicio de los derechos humanos o libertades. Por lo tanto, si estás contra el aborto estás contra los derechos sexuales y reproductivos, en otras palabras, de los derechos humanos de las mujeres.
  • La mujer no debe pagar con cárcel ejercer un derecho humano como el de abortar.
  • Abortar no es asesinato u homicidio debido a que no se trata de un humano, sino de un producto. Es un ser humano hasta que nace.
  • Los argumentos en contra del aborto son religiosos.

Fuentes:

-–https://www.cndh.org.mx/sites/all/doc/cartillas/2015-2016/car-Derechos-Sexuales-reproductivos.pdf

––http://www5.diputados.gob.mx/index.php/esl/Comunicacion/Boletines/2019/Septiembre/30/2292-El-Estado-debe-permitir-la-interrupcion-legal-del-embarazo-diputada-Briceno-Zuloaga

––https://www.conapred.org.mx/index.php?contenido=pagina&id=23&id_opcion=20&op=20

––https://www.milenio.com/politica/iniciativa-busca-legalizar-aborto-munoz-ledo

Ya en la práctica, los conceptos ideológicos son mezclados con hechos ––como el maltrato doméstico o la violencia sexual como el acoso y la violación, entre otros comportamientos criminales–– para darle credibilidad pero claramente se fundamenta en aspectos alejados no solo del sentido común, también de la ciencia.

Sentido común y la ciencia

Organismos internacionales y las filosofías feministas radicales han acuñado una terminología para el aborto que esconde tras eufemismos la verdad de los hechos.

Por ejemplo, el de derecho a elegir, salud reproductiva o interrupción legal del embarazo para evitar la palabra “aborto”. Además, en realidad no es interrumpido sino que el ser humano en desarrollo es destruido. Si se pudiera interrumpir también podría continuar.

Hablar en términos de “producto” deshumaniza al bebé en proceso de desarrollo. Si solo será considerado un ser humano hasta nacer entonces no se aplicaría a un feto el artículo 3º de la Declaración Internacional de los Derechos Humanos que establece que todo individuo tiene derecho a la vida. Es una perversión deshumanizar al bebé en desarrollo diciendo que no es humano con el propósito de privarle de derechos como el de la vida. Al leer el mencionado artículo es de sentido común pensar que incluye a la persona en su fase embrionaria y fetal, por ejemplo.

El sentido común también nos dice que el ser más indefenso, un bebé que se desarrolla en el vientre de su madre, debe ser el individuo al que las leyes, las autoridades y los gobernados protegen con mayor compromiso y decisión. Deshumanizar es la forma más sencilla de lograr que las leyes pro aborto sean aprobadas. Y eso hacen.

Los judíos, los indígenas, los indios del norte de América y los africanos fueron abusados y exterminados porque hubo quienes aseguraron que no eran humanos.

La ciencia nos dice que el embrión y el feto son humanos en desarrollo y, si se le permite nacer, será un humano nacido. ¿Por qué? La unión del espermatozoide con el óvulo siempre resultará en un ser humano que tiene derecho a vivir y a nacer solo por existir.

Las ciencias médicas, biológicas, genéticas y genómicas postulan que una vez fecundado el óvulo comienza el desarrollo de una persona con un ADN único, con un tipo sanguíneo propio que puede ser diferente al de la madre y con su propio ritmo cardiaco. Es una persona que se gesta dentro de otra persona, por lo cual depende de ella para nacer. Esto significa que el aborto no se trata de decidir sobre el cuerpo propio.

Un grupo de 19 países fijó en septiembre de 2019 su postura ante la Organización de las Naciones Unidas para acordar que no existe el derecho internacional al aborto y llamar a los estados miembros a no imponerlo por no ser un tema de salud en el que hay consenso internacional.

Fuentes:

––Declaración Internacional de los Derechos Humanos https://www.ohchr.org/EN/UDHR/Documents/UDHR_Translations/spn.pdf

––Pronunciamiento conjunto para rechazar que exista un derecho internacional al aborto. https://www.hhs.gov/about/leadership/secretary/speeches/2019-speeches/remarks-on-universal-health-coverage.html

Las falacias sobre el aborto

Falacia #1

Las justificaciones a las reformas que algunos diputados mexicanos desean hacer a la Constitución Mexicana y a la Ley General de Salud indican que las mujeres pobres están en mayor riesgo de morir al practicarse un aborto porque no tienen dinero para pagar un aborto en condiciones óptimas.

Hecho #1

¿Por qué promover una conducta ilegal como el asesinato con la justificación de que de cualquier manera ocurre? ¿No es mejor cambiar los factores que favorecen que una mujer pobre desee abortar con políticas públicas más justas en lugar de pretender convertir el asunto en uno de políticas de salud pública que no solucionan los problemas de fondo?

Falacia #2

También aseguran que las mujeres que abortan no deben ser encarceladas y victimizarlas así dos veces.

Hecho #2

El asunto es que no se les criminaliza por ser mujeres o por haber sido violadas, sino por estar cometiendo asesinato al matar al bebé que se desarrolla en su vientre debido a que la ley protege la vida desde la concepción, como se supone debe hacerlo. No obstante, en lo personal considero que no debe perseguirse a las mujeres que solicitan un aborto, sino a quienes se lo practican.

Falacia #3

Para evitar criminalizar a la mujer hay que convertir al aborto en un tema de derechos humanos.

Hecho #3

¿Quién defiende el derecho humano a la vida del ser humano en desarrollo en el vientre de la madre? Claramente están en conflicto y por eso el derecho humano de abortar no existe.

Falacia #4

Hay que legislar el aborto para que sea seguro y gratuito.

Hecho #4

El aborto no es ni seguro ni gratuito. Se paga con los impuestos si se acude al sistema de salud pública del gobierno (en varios países el Estado subsidia las clínicas privadas) y no es seguro porque la madre se somete a un procedimiento de extracción del bebé en desarrollo que puede ser farmacológico o quirúrgico, el cual tiene riesgos en materia de efectos secundarios y de complicaciones médicas. Los efectos del aborto son sicológicos y emocionales y, por lo general, no son atendidos. No es seguro porque el ser humano en desarrollo es asesinado.

Falacia #5

El objetivo del aborto legal es reducir su incidencia.

Hecho #5

Los países que tienen más tiempo practicando aborto legalmente no han visto reducir su ocurrencia, como lo demuestra la experiencia de Gran Bretaña, España, Francia, Estados Unidos o Uruguay, entre otros.

Falacia #6

El aborto debe ser una política de salud pública por la gran cantidad de mujeres que mueren anualmente por practicarse abortos en condiciones insalubres y de alto riesgo para su salud.

Hecho #6

En los países donde se ha legislado el aborto o donde está por ser legislado el aborto no es una de las causas de mortandad femenina más importantes, y es un porcentaje bajísimo, sobre todo frente a otras causas como enfermedades del corazón, diabetes, tumores malignos o enfermedades cerebrovasculares, por ejemplo. Fuente: Mujeres y Hombres 2018, INEGI.

Por último…

Por último, el mismo movimiento que denuncia los efectos de la masculinidad tóxica, que en realidad no es masculinidad sino falta de ella, es el mismo movimiento que promueve el aborto. Es decir, que al promover el slogan “mi cuerpo, mi decisión” se quita su responsabilidad en el asunto como hombre, padre y esposo, generando más de lo que llaman masculinidad tóxica, o como yo digo, ausencia de masculinidad.

En suma: el derecho al aborto no existe. El derecho a matar no existe.

1. Toda persona tiene derecho a que se respete su vida. Este derecho estará protegido por la ley y, en general, a partir del momento de la concepción. Nadie puede ser privado de la vida arbitrariamente.

Artículo 4º. Derecho a la vida. Convención Americana de Derechos Humanos.

Consulta el documento completo aquí: https://www.sitios.scjn.gob.mx/codhap/sites/default/files/acc_ref/Convencion_Americana_sobre_Derechos_final.pdf

También podría interesarte:

Comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.