Con las etiquetas #sharethebible, #biblechallenge y #compartelabiblia, entre otras, muchos cristianos transcriben (o hacen copy/paste) versículos de la Biblia. El argumento es divulgar lo que dice este maravilloso libro. Me encanta que nos pongamos de acuerdo y hagamos algo así. La pregunta es, ¿qué diferencia real hacemos con ello?

Consideremos las opciones que tienen nuestros contactos en Facebook, que son el grupo objetivo de este reto. Sin más rodeos: fácilmente, puedo brincarme la publicación e ignorarla y el ‘reto’ habrá tenido un mínimo impacto. El error es asumir que alguien, que está buscando matar el tiempo, leerá párrafos completos de la Escritura.

Este esfuerzo me recuerda al activismo social en redes sociales. Desde nuestra sagrada comodidad llamamos a cosas muy ambiciosas, con el máximo esfuerzo de apretar unos botones. Insisto, preguntémonos cómo haríamos de este reto algo que nos rete.

La mejor manera de llevar las buenas noticias de manera efectiva es compartir la Palabra de Vida en nuestro día a día, en los trabajos, escuelas, en nuestras familias y en las calles, no repitiendo fórmulas aprendidas, sino dando consuelo, aconsejando, animando, corrigiendo, enseñando, llamando al arrepentimiento.  ¡A esto te reto!

Tomemos nuestra luz de detrás del monitor y pongámosla frente a los rostros de otros. Ora porque Dios abra tus ojos a las necesidades de tu alrededor, selecciona versículos que respondan a ellas y compártelos a alguien que los necesita, porque la palabra de Dios tiene una respuesta para todo y para todos. Memorízalos para decirlos donde te mueves normalmente y verás que pasan cosas increíbles.

Eso te comprometerá a a leer más tu Biblia para dar respuestas, a orar por otros y a mantener tu integridad, perseverando con un ejemplo digno de un seguidor de Jesucristo.

Ponte a cuentas con Dios y éntrale a este reto:

1. Pasando de la pantalla a la realidad al compartir en tu muro las experiencias que tengas viviendo de esta manera.

2. Pegando el versículo clave que hayas compartido en el día (procura memorizarlo).

3. Usando el hashtag #viviendoelevangelio.

¡Dios te bendiga!

viviendoelevangelio2

 

Comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.