Algunos eligen lo que desean creer sobre Jesús y lo que no. 

Dice la Escritura:

Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí. Si me conocieseis, también a mi Padre conoceríais; y desde ahora le conocéis, y le habéis visto. Felipe le dijo: Señor, muéstranos el Padre, y nos basta. Jesús le dijo: ¿Tanto tiempo hace que estoy con vosotros, y no me has conocido, Felipe? El que me ha visto a mí, ha visto al Padre; ¿cómo, pues, dices tú: Muéstranos el Padre?, Juan 14:6-9.

El problema del hombre es que tiene la tendencia de hacer a Dios a su imagen y semejanza, es más fácil establecer nuestras propias reglas, tradiciones y definiciones, que dejar que sea Dios mismo quien diga quién es, qué desea, cómo hemos de seguirlo, y cómo hemos de adorarlo.

Por qué no te examinas y determinas si el Jesús que sigues es el bíblico, tal vez te sorprendas y sea hora de empezar a preguntarle a Dios ¿quién eres? y ¿qué quieres que yo haga?

jesusvsjesus
catiCatalina Gómez es esposa del pastor Hiram Ramírez, tienen 3 hijos adolescentes que educan en casa, viven en Puebla, Méx. Desde hace 20 años ella y su esposo sirven en la Iglesia Bíblica El Camino, es diseñadora gráfica de profesión, lingüista por hobby, maestra por vocación, apasionada estudiante de la Escritura y los idiomas bíblicos, canta desde los 9 años y está convencida de que la Biblia contiene respuesta a todas las preguntas de la vida. Es coautora del Blog Hijos de Abraham, un espacio de provocativa reflexión bíblica.

Comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.