Algunas reflexiones sobre cómo los cristianos fallamos al tratar el tema. La película Pink de Paco del Toro aborda la adopción de hijos por personas del mismo sexo unidos legalmente como cónyuges. No la he visto, pero supuestamente toca el tema desde un punto de vista “cristiano” en cuanto a comunidad… no sé qué tanto desde una perspectiva bíblica. Habrá que verla. Por lo pronto, ha encendido los ánimos de quienes simpatizan con las causas gay y de cristianos con actitudes nada cristianas. La película me da pie a reflexionar en ciertas actitudes y acciones incongruentes que como cristianos (por lo menos denominacionalmente hablando) varios grupos están cometiendo, según lo que he podido atestiguar.
  • Incitación a la violencia. He visto videos de cristianos danzando y cantando alabanzas enfrente de los cines. No hacemos estas muestras de adoración a Dios en público para que la gente las vea porque Jesús mismo pidió evitarlo (Mateo 6:5-6 –aunque se habla de la oración, Jesús destaca la actitud hipócrita de querer ser visto por los demás–), y entonces ¿cuál es la finalidad? Pareciera una provocación a quienes están a favor de las causas de la comunidad LGBTTT. Pero no se acaba ahí, muchos pelean en persona y por redes sociales sobre el tema… adivinaste, cristianos vs todos los demás. Esto es lo que alguien grabó y subió a internet… ¿qué otras cosas similares se harán?
  • Palabras ofensivas. Veo a muchos cristianos atacando duramente al homosexualismo y a quienes lo practican con insultos (muy ‘bíblicos’) y maldiciones de uno y otro bando. Escucho y leo que las palabras de los supuestos representantes de Jesucristo están llenas de odio y soberbia, por decir lo menos. La hipocresía no podía ser más evidente, tratando de combatir el pecado con más pecado.
  • Se condena al gay, pero se protege al “pecador promedio”. En muchas iglesias señalamos los pecados escandalosos, pero guardamos silencio y ocultamos los pecados personales que no son tan visibles. Aquellos que practicamos todos los días y hasta los domingos, pero creemos hacer impunemente.
  • Pensar que el gay es peor que el mentiroso es una actitud perversa que lleva a pensar a quienes la creen que tenían más méritos para ser salvados que un gay. Peor aún, cuando actualmente son adúlteros, mentirosos, chismosos, orgullosos, engañadores, que provocan pleitos, que odian a su prójimo, maledicientes y otras muchas cosas más que practican sin remordimientos, ya no se diga arrepentimiento. Esto tiene un nombre: hipocresía.
Y podría seguir y seguir. Estas son algunas ideas comunes y dañinas que entre creyentes he visto y oído en cuanto al tema. Sin duda, la película Pink da pie a hablar el evangelio con denuedo, pero sobre todo con amor, recordando que también estábamos esclavizados a nuestros pecados favoritos y algunos probablemente siguen igual. ¡Eso es lo que la gente necesita! Debemos hablar de la buena noticia al pecador. Lo incongruente es que algunos quieren predicar en contra de pecados específicos, pero no de la necesidad de todos los pecadores de ser reconciliados con Dios en Cristo. No salgamos a defender un producto, a un director de cine o ideas personales. Tampoco ataquemos un pecado mientras practicamos nosotros mismos otros. Comprendamos bien el evangelio (completo, no sólo la parte bonita) para hablar de él, vivámoslo para compartirlo y pongámonos a cuentas con Dios para evitar ser un obstáculo a la fe de alguien y que nuestro pecado no les sea un pretexto para rechazar a Jesús. No busquemos ganar discusiones, sino seamos ejemplo con los demás del amor, paciencia y gracia que Dios ha tenido para con nosotros, sin merecerlo.
15 La voluntad de Dios es que ustedes practiquen el bien, para que así hagan callar la ignorancia de la gente insensata. 16 Hagan uso de su libertad, pero no la usen como pretexto para hacer lo malo, sino para servir a Dios. 1 Pedro 2 (RVC) 22 Cristo no cometió ningún pecado, ni hubo engaño en su boca. 23 Cuando lo maldecían, no respondía con maldición; cuando sufría, no amenazaba, sino que remitía su causa al que juzga con justicia. 1 Pedro 2 (RVC) 17 No paguemos a nadie mal por mal. Procuremos hacer lo bueno a los ojos de todo el mundo. 18 Si es posible, y en cuanto dependa de nosotros, vivamos en paz con todos. 19 No busquemos vengarnos, amados míos. Mejor dejemos que actúe la ira de Dios, porque está escrito: «Mía es la venganza, yo pagaré, dice el Señor.» 20 Por lo tanto, si nuestro enemigo tiene hambre, démosle de comer; si tiene sed, démosle de beber. Si así lo hacemos, haremos que éste se avergüence de su conducta. 21 No permitamos que nos venza el mal. Es mejor vencer al mal con el bien. Romanos 12 (RVC)
También podría interesarte:
Efraín Ocampo es consejero bíblico y fundó junto con su esposa Paola Rojo la organización sin fines de lucro Restaura Ministerios para ayudar a toda persona e iglesia a reconciliarse con Dios y con su prójimo. También es autor del éxito de librería “La Iglesia Útil”, entre otros libros.
Encuentra más sobre estos temas en sus libros sobre Restauración de Relaciones Amar como a mí mismo, Personal 40 días en el desierto y de iglesias La Iglesia Útil.
Síguenos en Facebook.com/restauraministerios/

Comments

2 Comments

  1. Erick Rodríguez

    Es muy interesante la forma que platean esta situación,yo soy gay pero créanme que mi fe es en Dios,sin embargo el rechazo que he recibido por parte de algunos “hermanos en la fe” es muy notoria y más con gente que es muy cerrada y machista,sin embargo en cuestión ala película deja mucho que pensar aún que las dos posturas son defendibles yo creo que hay maneras mejor trabajadas para plantear esas situación (adopción,pensamiento por parte de la iglesia,etc) que en lugar de generar debates y discusiones,puedan generar análisis y un gran impacto de reflexión sobre el tema,pero una ves más la religiosidad y el pensamiento humano se interponen en la voluntad del creador.

  2. Pingback: Iglesia y matrimonio gay - Restaura Ministerios | Restaura Ministerios

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.